365movie.info

Fotos de almas perdidas

Закрыть ... [X]

LAS REDUCCIONES JESUНTICAS
TESTIMONIO DE AMOR CRISTIANO Y EVANGELIZACIУN
1606-1767

La palabra "Reducciones" se usaba en la йpoca como "comunidad" ya que significaba reunir o congregar en asentamientos de misiуn.

La Reducciones del Paraguay fueron la obra de misioneros de la Compaснa de Jesъs llamados Jesuitas. Fueron fundados por San Ignacio de Loyola como Orden misionera en 1540. Su razуn de predicar el evangelio era para "la mayor gloria de Dios y bien de las almas". En 1549, solo nueve aсos despuйs de fundar la Orden, San Ignacio enviу a Manuel de Nуbrega y seis compaсeros a Brasil. Trabajando desde Sao Paulo, se adentraban en las junglas para evangelizar a los nativos.

En 1604 Roma constituyу la regiуn del Paraguay como una "provincia" aparte para los jesuitas. Este territorio incluнa los territorios actuales de Argentina, Chile, Bolivia, partes de Brasil y Paraguay. Una territorio aproximadamente del tamaсo de Europa occidental.

Ya antes el trabajo evangelizador habнa comenzado gracias a los Franciscanos que llegaron al Paraguay con los fundadores de la Asunciуn, el 15 de agosto, de 1537. Ellos comenzaron a organizar a los indios en asentamientos. El franciscano Luis Bolaсos redactу la primera gramбtica, el primer diccionario y un libro de oraciones en guaranн.

Los primeros Jesuitas vinieron del Brasil. Eran tres, un portuguйs, un irlandйs y un catalбn.

La indios de la regiуn son los guaranнes, un pueblo primitivo de nуmadas. Pero a pesar de ello, fueron muy receptivos al cristianismo.

Lamentablemente la obra misionera fue grandemente dificultada por los colonizadores europeos. Los Paulistas (llamados asн por ser procedentes de Sao Paulo) capturaban miles de indios para venderlos como esclavos. Ellos destruyeron totalmente las primeras dos Reducciones del Paraguay. Por otra parte, los encomenderos, colonizadores encargados de las jornadas de trabajo, trataban a los indios como esclavos.

En 1537, el Papa Paulo III habнa condenado inequнvocamente la esclavitud de los pueblos indнgenas de Amйrica, y los reyes de Espaсa habнan promulgado leyes humanitarias en su defensa. Pero la distancia era un gran obstбculo a su observancia. Esta situaciуn desacreditaba la obra de los misioneros ante los indios. Es un problema que persiste hasta hoy dнa. Somos testigos de como se generaliza diciendo que todos los europeos vinieron para enriquecerse a costa de los indios. Se olvida, o no se quiere ver, la extraordinaria obra de amor que hicieron los misioneros a pesar de enormes adversidades. La cizaсa tambiйn entonces crecнa con el trigo. Existнan diversas motivaciones para venir a Amйrica que se extienden por toda la gama desde el amor Cristiano hasta el amor al dinero.

Los Jesuitas comprendieron que para proteger a los indios habнa que hacer comunidades separadas de las zonas colonizadas por los europeos. Allн podrнan vivir con libertad y dignidad, aunque tuviesen que pagar tasas a la Corona. Asн llegaron a establecer y administrar 30 pueblos de la zona del rнo Paranб hasta su expulsiуn en 1768 por orden de Carlos III rey de Espaсa. Hoy dнa solo persisten ocho, de los demбs quedan solo ruinas y recuerdos. Suele llamбrseles "las ciudades perdidas del Paraguay".   Estas ruinas estбn en 3 paнses, Paraguay, Argentina y Brasil.

Existieron casi constantemente en estado de asedio, por un lado los Paulistas o bandeirantes portugueses y los colonizadores espaсoles que acechaban cazando esclavos, por otro, las costumbres nуmadas de los indios que nunca habнan vivido en ciudades.

Para defender a los indios, los jesuitas correctamente insistнan que la obra misionera caнa dentro de la competencia del Papa y no de los reyes de Espaсa. Los Jesuitas trataron de mantener a sus indios aislados de los colonizadores espaсoles por dos importantes motivos: proteger a los indios de ser esclavizados y aislarlos de la inmoralidad que era comъn entre tantos europeos.

Es sorprendente y sуlo puede explicarse como obra de Dios que por 150 aсos, un grupo de sуlo 50 a 60 sacerdotes gobernaron a mбs de 140,000 indios impartiйndoles el Evangelio, y lo mejor de la cultura europea. Lo hicieron sin obtener ventajas materiales. Hombres de una profunda vida espiritual sуlidamente fundamentada en Cristo. Hombres llenos de amor a Cristo y a su pueblo, dispuestos y bien entrenados para sufrir lo necesario para "mayor gloria de Dios y el bien de las almas". Su espiritualidad se apoyaba en los "Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola" (que son una forma de meditar disciplinadamente el Evangelio para vivirlo profundamente) y en el "discernimiento de espнritus" (reglas para distinguir la inspiraciуn del buen y del mal espнritu). Tenнan ademбs una formidable formaciуn como sacerdotes catуlicos.

Rara vez algъn indio abandonу las Reducciones mientras los Jesuitas las gobernaban, y nunca mataron a ningъn jesuita. Los indios de las Reducciones nunca hicieron un intento importante de rebeliуn. Algo muy extraordinario entre las instituciones humanas.

Sistema de Vida

Las comunidades eran cristianas. El amor a Cristo, a la Iglesia, la moral cristiana era el ideal que se enseсaba.

Se basу en comunidades libres. Cada indio tenia su vida privada familiar y propiedades personales. Tambiйn habнan bienes comunes.

La planificaciуn del los pueblos se centraba alrededor una gran plaza. Junto a esta , la Iglesia era la construcciуn mas importante. Tambiйn junto a la plaza estaba la escuela donde se impartнa la formaciуn religiosa y humana.

Habнa una "casa de resguardo" para los huйrfanos y viudas, talleres para tallar piedra y madera, fabricar instrumentos de todo tipo, incluso musicales, escuelas de pintura, huertas, ganaderнa y un cementerio, lugar sagrado para los indios.

El antropуlogo ingles John Hemming, quien es muy hostil al cristianismo, reconoce que "Los jesuitas fueron los mбs decididos e inteligentes de las уrdenes misioneras. Sus misiones en Paraguay constituyeron el intento mas exitoso de conversiуn y aculturaciуn entre todos los indios sudamericanos." "ningъn colonizador del siglo XVIII estaba dispuesto a soportar el tedio y las privaciones propias de la vida en los pueblos de los indios sуlo para dar instrucciones sin interйs alguno"

Muchos, aun entre los cristianos critican la obra misionera alegando que a los indios no se les debe influenciar en ningъn modo. Se olvidan del mandato de Nuestro Seсor de "predicar el Evangelio a todas las naciones y hacer discнpulos de todas las gentes" (Mateo 28,18). Es cierto que no se debe confundir el Evangelio con todos los aspectos de la cultura occidental, pero eso no ocurriу en las Reducciones. Los Jesuitas quisieron proteger a los indios de los abusos de los europeos.

Ellos vinieron en nombre de Jesucristo a compartir el mayor tesoro: la fe en Jesucristo y al mismo tiempo darse ellos mismos por amor compartiendo cuanto sabнan que podнa ayudarles. Por ejemplo los Jesuitas de las Reducciones abolieron pena capital la cual se practicaba en aquella йpoca en todos los paнses europeos (fueron la primera sociedad occidental en abolir la pena capital). Por otra parte prohibieron el canibalismo que se practicaba en Amйrica. Los Jesuitas servнan de maestros y verdaderos padres, visitaban diariamente a los enfermos, compartнan la dura labor corporal con los indios codo a codo.

Los Jesuitas respetaron la cultura guaranн al mismo tiempo la enriquecнan con las cosas buenas de la cultura europea. En las Reducciones se enseсaba espaсol pero se permitнa hablar el guaranн lo cual no era permitido por la corona espaсola.

El historiador Ernest J. Burrus responde a las crнticas: "Al exigir que a todos los pueblos se les deberнa dejar solos, algunos antropуlogos y etnуlogos pasan por alto una obvia realidad: excepto para muy pocos y pequeсos enclaves humanos, los pueblos, desde mucho antes de la historia conocida, han actuado sobre otros y han reaccionado a ellos. Al mismo tiempo que la humanidad se desarrollу, tal acciуn y reacciуn se extendiу tambiйn mas y mas. Esto sucediу en cada regiуn de la tierra. Mientras mas aprendemos sobre cualquier pueblo, mas encontramos que ha sido ‘influenciado’".

Final de las Reducciones

La orden del rey Carlos III para expulsar a los Jesuitas en el aсo 1768 obedece a diversos factores: Los poderes europeos no toleraban ningъn tipo de expresiуn fuera de sus intereses colonialistas. La envidia y el afбn de apoderarse de los indios y de los logros obtenidos.

Destruyeron la obra de Dios para asegurar el suministro de trabajadores indios esclavos para el estado y para los colonos.

Las Reducciones no se disolvieron inmediatamente. Reemplazaron a los jesuitas con nuevos directores seculares que no tenнan los ideales de los jesuitas. Los mas afortunados entre los guaranнes retornaron a la selva o emigraron a Buenos Aires donde se sirvieron del entrenamiento como artesanos que habнan aprendido en las Reducciones. Lo cierto es que hubo una rбpida disminuciуn de la poblaciуn.

En cuanto a la planta fнsica, las tropas del general brasileсo Chagas y el dictador paraguayo Francia causaron graves daсos a los edificios. El golpe de gracia vino por el sucesor de Francia, Carlos Lуpez cuando este aboliу forzosamente y destruyу las comunidades para quedarse con sus tierras.

Pero las fuerzas del mal no tienen nunca la ъltima palabra. La pasiуn lleva a la Resurrecciуn. Las Reducciones sembraron las semillas de la fe en el corazуn de los indios. No se puede calcular cuantos fueron bautizados por aquellos insignes sacerdotes ni cuantos posteriormente hasta el dнa de hoy son sus hijos espirituales. Hoy su ejemplo queda como un galardуn de honor y de orgullo para todos los catуlicos.

Las regiones de las Reducciones hoy dнa se llaman "misiones" y para todos la obra de los Jesuitas es un gran orgullo.

Por mi parte puedo asegurar que mi visita al Paraguay, donde pude reflexionar ante las ruinas y celebrar misa en la capilla de los mбrtires Jesuitas ante el corazуn de , fue un tiempo de gracia y renovar fuerzas para seguir adelante la obra evangelizadora "para gloria de Dios y para el bien de las almas".

SANTISIMA TRINIDAD DE PARANA

Considerada Patrimonio Cultural de la Humanidad. Es la mayor de todas las Misiones. Estб situada en un lugar alto y en los dнas claros desde aquн se puede ver la misiуn de "Jesъs". Los principales arquitectos fueron los jesuitas Juan Bautista Prнmoli y Antonio Grimau.

Se conserva muy bien el pъlpito cuyas piezas suman mas de mil y la pila bautismal (ver fotos arriba). Hay numerosas estatuas y figuras de santos y бngeles, muchos de ellos forman parte del museo que hoy ocupa la sacristнa. Tambiйn el conjunto de arquerнa que enmarca a la plaza central. Estas son las casas de los indios formadas por habitaciones seguidas. Cada cuerpo de vivienda mide 20 metros y estб separado del siguiente por una calle. Existe una torre
                                                           campanario quizбs de la primera iglesia.

-Se accede a esta misiуn por la ruta VI, en el km. 28. Estб a 400 km de Asunciуn.
-En Paraguay visite tambiйn la Capilla de los Mбrtires (Asunciуn) que contiene reliquias de

Fotos: Padre Jordi Rivero. Reducciуn de la Santнsima Trinidad, Paraguay.
Bibliografнa:
-Direcciуn de Turismo, Palma 468, Asunciуn, Paraguay.
-McNaspy, C.J. S.J y Blanch, J.M. S.J. Las Ciudades Perdidas del Paraguay. Editora Litocolor, 1991. Asunciуn, Paraguay.


Regreso a la pбgina principal

Esta pбgina es obra de Las  Siervas de los Corazones Traspasados de Jesъs y Marнa.





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Fotos da praia de ponta negra
Cuadro de fotos digital precio
Fotos de jackie guerrido en tanga
Chris brown fotos novas 2019
Casas para comprar em londrina com fotos
Pagina para hacer collages con muchas fotos
Fotos de dragon ball af
Fondos para fotos de nubes