365movie.info

Espacio sagrado tepoztlan fotos

Закрыть ... [X]

Teotihuacan Pueblo Magico

San Juan Teotihuac�n atrae las miradas del mundo por los misterios escondidos en sus ruinas arqueol�gicas, legado de una civilizaci�n m�s antigua aun que la esplendorosa ciudad de Tenochtitl�n, en el centro del pa�s, pero de la que no se han podido dilucidar cientos de interrogantes.

El es un vasto territorio que conjuga su pasado prehisp�nico con el colonial y con una urbanizaci�n galopante, que lo mismo que sirve para brindar nuevos hogares va profanando poco a poco lugares antiqu�simos con mucho qu� contar a las nuevas generaciones. No obstante, las dimensiones y la importancia de Teotihuac�n como metr�poli la han preservado de esta destrucci�n, y le han dado sustento a sus habitantes durante las �ltimas d�cadas.

No obstante, el sitio arqueol�gico no es lo �nico que puede disfrutarse en este asombroso Pueblo M�gico. En su Z�calo existen altos portales llenos de artesan�a y tradici�n, y se encuentra rodeado de tranquilas calles empedradas en las que perviven a�ejos recintos religiosos, o pintorescas casonas que le dan vida a barrios como el de la Concepci�n. Adem�s, en los alrededores existen varias opciones de recreaci�n ecotur�stica para todas las edades.

Patriminio de la Humanidad por la UNESCO desde 1987, Teotihuac�n es considerado por los antiguos pobladores como el lugar donde se crearon el Sol y la Luna, por lo que es un sitio sagrado al que acuden miles de visitantes de todo el mundo cada 21 de marzo para cargarse de energ�a durante el equinoccio de primavera, una experiencia imperdible.

Qu� visitar en San Juan Teotihuac�n Pueblo M�gico

Un paseo por San Juan Teotihuac�n puede iniciar por un recorrido a sus templos y santuarios. La primera es la Catedral del Divino Redentor, hogar de la Di�cesis de Teotihuac�n y fundada desde 1548 para venerar originalmente a San Juan Bautista; cerca de ah�, en el Barrio de la Concepci�n, el Templo de Nuestra Se�ora de la Purificaci�n recibe a los fieles con su enorme retablo totalmente dorado y su portada decorada con figuras de flores, as� como con una bella fachada de cantera estilo barroco.

El Ex Convento de San Juan Bautista es bell�simo, con una portada atrial de arcos ornamentados y una escultura de San Juan en un nicho, labrada en cantera. al igual que su torre con triglifos y figuras de flores. En el interior del recinto, la Capilla Abierta tiene arcos rebajados sostenidos por columnas d�ricas, y en su interior destacan el p�lpito tallado en madera y una antigua pila bautismal.

Durante las fiestas patronales, Teotihuac�n se viste de colores y recibe a sus visitantes con m�sica, actividades culturales y muestra gastron�mica y artesanal, sobre todo en la del 24 de junio, d�a de San Juan Bautista, una celebraci�n relacionada con el culto a Tl�loc que se ha convertido en una de las m�s importantes no solo en este Pueblo M�gico, sino en toda la Rep�blica Mexicana.

En este Pueblo M�gico pueden disfrutarse tambi�n atracciones familiares, como el Reino Animal, un parque sustentable donde es posible interactuar con 130 especies animales que deambulan en plena libertad, con el prop�sito de concientizar a ni�os y adultos sobre el respeto a los animales. Sus atracciones incluyen safari, experiencias interactivas, espect�culos, exhibiciones y un hermoso aguilario.

Otros sitios recomendables son los balnearios Cuauht�moc y , cuyas instalaciones son perfectas para pasar muy buenos d�as de relajaci�n y diversi�n. Entre otras, sus instalaciones incluyen albercas, chapoteaderos, vestidores, regaderas, �reas verdes, canchas deportivas, palapas, asadores, tiendas y restaurantes.

En el Jard�n Bot�nico de las Cact�ceas, justo a un lado de la Pir�mide del Sol, se puede conocer un sitio de conservaci�n de especies como cactus, espinos, capulines, aguacates, higos, limones, albaricoques, ciruelas, cerezas, aloe, cactus, agaves y cardos, que contribuyeron al desarrollo de la civilizaci�n de Teotihuac�n.

Lo imperdible en San Juan Teotihuac�n Pueblo M�gico

Por supuesto, una visita a San Juan Teotihuac�n no est� completa sin recorrer el sitio arqueol�gico, uno de los m�s admirados del mundo, que data desde casi 500 a�os antes de Cristo y lleg� a tener 400 hect�reas y 20,000 habitantes. En ella, se han catalogado e identificado varias zonas que est�n abiertas al p�blico y a la investigaci�n, que brindan enormes pistas para conocer y comprender la vida de los primeros pobladores de la Cuenca de M�xico:

El viaje comienza por la Calzada de los Muertos, eje principal de toda la ciudad prehisp�nica, construido en tezontle y con 40 metros de ancho y una longitud de casi 4 kil�metros. Flanqueada por palacios, templos y antiqu�simas casas de piedra, en sus extremos se encuentran la Pir�mide de la Luna y el Templo de Quetzalc�atl, desde cuyas alturas se puede percibir la arm�nica simetr�a de este gran complejo urbano.

Escenario de historias fundamentales de la mitolog�a nahua poscl�sica, los grandes basamentos de La Ciudadela tienen un n�cleo construido en adobe, revestido de estuco y de piedra y adornado con un friso de relieves geom�tricos que constituyen un antiguo y sofisticado sistema de escritura. La simetr�a de estos basamentos, de las plataformas y las escalinatas muestran el alto desarrollo urbano alcanzado por Teotihuac�n.

Al oriente de La Ciudadela se encuentra la Pir�mide de la Serpiente Emplumada, uno de los edificios m�s bellos no s�lo del sitio arqueol�gico sino del M�xico prehisp�nico por sus majestuosas decoraciones con esculturas que representan a Quetzalc�atl, dios de la vida concebido desde la dualidad de la vida misma, el control sobre el origen y el fin de ella, as� como con otras figuras atribuidas a la figura de Cipactli, personaje que representaba el primer d�a del calendario lunar de 260 d�as, por lo que se cree que se trata de un templo edificado al tiempo.

En el Templo de Quetzalc�atl se encontraron m�s de doscientas osamentas de personas sacrificadas, cuidadosamente dispuestas en dos tumbas que fueron saqueadas durante la �poca colonial. Esta caracter�stica, m�s otras como estar construida en un lugar sagrado, orientada hacia el poniente y con cuevas en su interior que contienen el agua y los granos que habr�n de alimentar al hombre, llevan a pensar que el templo es una representaci�n del Tonacat�petl, la monta�a sagrada de la mitolog�a mesoamericana que constitu�a el centro del universo.

La otra edificaci�n teotihuacana construida de este modo es la Pir�mide del Sol, la segunda en tama�o en el pa�s, que serv�a para realizar ceremonias masivas con participaci�n de la poblaci�n en fechas especiales, por lo que era considerada un medio de comunicaci�n entre los niveles terrestre, celeste y el inframundo. En 2010, bajo de ella fue descubierta una serie de t�neles naturales y artificiales, cuyas paredes marcadas por canalones se�alan que estuvieron debajo del agua durante siglos. Esto quiere decir que para los teotihuacanos, la Pir�mide del Sol representaba un lugar por donde se pod�a llegar al mundo de los muertos. Otro de los grandes misterios que rodean a esta edificaci�n es que se encuentra recubierta por mica aislante, material que no se da en el pa�s, sino en las lejanas minas de Brasil.

En el otro extremo de la Calzada de los Muertos se encuentra la Pir�mide de la Luna, con sus cuatro cuerpos escalonados decrecientes hacia la base y su escalinata orientada hacia el sur. Aunque es de tama�o visiblemente menor que la del Sol, su altura es la misma (45 metros) por estar en un terreno m�s elevado. Su silueta emula la del Cerro Gordo, cuyo nombre en n�huatl quiere decir "madre de piedra", y en su c�spide se efectuaban sacrificios en honor de Chalchiutlicue, diosa del agua relacionada con la agricultura. Bajo de ella tambi�n han sido encontrados t�neles y enterramientos con osamentas humanas y animales, as� como ofrendas consistentes en joyas, figuras de obsidiana y m�ltiples objetos ceremoniales.

Detr�s de esta portentosa pir�mide se encuentra el Palacio de Quetzalpap�lotl, o de La Mariposa Quetzal, que sirvi� como vivienda a los miembros de la �lite teotihuacana, espec�ficamente a los sacerdotes encargados de celebrar las ceremonias de la Ciudad de los Dioses. Para entrar a este palacio hay que subir una escalinata custodiada por jaguares, o descender a su patio central, cuyas columnas de piedra talladas profusamente con mariposas y plumas de quetzal le dan nombre al lugar.

Otro de los recintos sobresalientes en este sitio arqueol�gico es el Templo de los Caracoles Emplumados, basamento piramidal con muros en talud que tienen pintadas directamente sobre la roca representaciones de aves en procesi�n distribuidas en cuatro tableros policromados. Al frente, en un espacio poco explorado, puede observarse un edificio decorado con discos rojos. En la plataforma hay tambi�n magn�ficas pinturas de instrumentos musicales en forma de caracol y aves con los picos abiertos de los que parece brotar el agua. Sobre este templo se encuentra la fachada casi completa de otra edificaci�n, con bajorrelieves de flores de cuatro p�talos y grandes caracoles emplumados.

Por �ltimo, el Palacio de los Jaguares, en la Plaza de la Luna, tiene un gran patio rodeado de peque�as salas con magn�ficos restos de pintura mural, cuyos principales protagonistas son felinos ataviados con grandes tocados de plumas y conchas marinas en el lomo en lugar de manchas, como representaci�n del sonido. Estas pinturas, pese al paso del tiempo, todav�a conservan parte de su colorido original.

En la zona tambi�n se pueden visitar el Museo de Sitio y el de Pintura Mural Beatriz de la Fuente, cuya propuesta museogr�fica tiene como objetivo mostrar la otra cara de la ciudad antigua de Teotihuac�n, decorada por infinidad de pinturas en todos los edificios que la conformaron. Sus nueve salas tem�ticas incluyen objetos de piedra labrada, cer�mica, obsidiana y por supuesto una gran cantidad de fragmentos de murales, as� como maquetas y un extenso cedulario informativo para explicar el proceso de trabajo en la elaboraci�n de la pintura mural.

Aparte de este interesante recorrido, en San Juan Teotihuac�n resulta imperdible tomar un paseo en globo aerost�tico al amanecer para apreciar las pir�mides bajo el intenso color azul del cielo. Dar paseos en bicicleta y desintoxicarse en los tradicionales temazcales son tambi�n excelentes opciones para disfrutar por completo este popular Pueblo M�gico.

Qu� comer en San Juan Teotihuac�n Pueblo M�gico

Platillos t�picos del lugar son la barbacoa, mixiotes de carnero, codorniz, y los muchos platillos y ensaladas que tienen como complemento principal al nopal, uno de los ingredientes mexicanos , m�s nutritivos.

Qu� comprar en San Juan Teotihuac�n Pueblo M�gico

Para degustar antojitos de la regi�n y comprar artesan�as variadas nada mejor que explorar el tianguis de los lunes. Quienes lo recorren tienen una experiencia plena del folclor mexiquense. Lo mismo sucede con el Jard�n de las Cact�ceas, ya que nos da la oportunidad de conocer de primera mano muchas de las plantas particulares de la regi�n. Los visitantes encontrar�n en este jard�n palmas de diferentes especies, magueyes, biznagas y numerosas variedades m�s.

En lo referente a las fiestas y celebraciones de San Juan Teotihuac�n, recomendamos visitar este pueblo mexiquense, en el marco de la Feria Regional de la Obsidiana, la fiesta dedicada a San Juan Bautista y la celebraci�n en honor del Cristo Redentor.

La primera se efect�a en el mes de marzo y es un evento magn�fico para adquirir artesan�as elaboradas con esta bella roca, la segunda incluye varias misas, fuegos pirot�cnicos y una gran feria y por �ltimo, la tercera tiene una duraci�n de tres a ocho d�as, e incluye danzas ind�genas, como la de los Sembradores, los Santiagueros y los Aztecas. Tambi�n incluye pirotecnia, actividades deportivas y una enorme feria con juegos mec�nicos.

Entre las muchas artesan�as de lugar destacan las figuras y m�scaras de barro, jade y obsidiana que imitan a las elaboradas en el periodo prehisp�nico. Se sigue realizando prendas hechas en telares de cintura como chales gabanes y su�teres de lana.






ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Fotos de muchachas en la playa
Fotos de chanchos de raza
Fotos de madagascar pais
Sabrina sato fotos antigas