365movie.info

Cuantas fotos caben en una memoria de 8gb

Закрыть ... [X]

You are here: › Distribución › ¿Debo pagar por usar una fuente en mi proyecto?

¿Debo pagar por usar una fuente en mi proyecto?

5 (100%) 7 votos

Se trata de una de las preguntas más frecuentes que me hacen mis alumnos, tanto de grado como de máster. El desconocimiento sobre las leyes de derechos de autor y copyright/copyleft es generalizado, yo mismo me encuentro bombardeando a preguntas a mi cuñado —abogado el pobre, lo tengo frito— porque el tema se las trae.

Voy a intentar sintetizar lo que tengo claro hasta la fecha; pido disculpas si cometo algún error o no explico bien alguno de los puntos, aprovecha los comentarios para pedir las aclaraciones oportunas.

Nociones previas

Por el mero hecho de crear una tipografía tienes (morales y patrimoniales) sobre tu obra. Los morales son irrenunciables y jamás caducan: las meninas las pintó Velázquez y debemos citarlo siempre que lo reproduzcamos; los derechos patrimoniales —es decir, los derechos sobre la reproducción y explotación de tu obra, también llamados copyright— son otro cantar: se pueden vender, alquilar o regalar y tienen una validez que depende del país donde te encuentres, pero aviso que el mínimo es de 50 años desde que mueres y en Europa 70 (bueno, hasta que se cumplan los 70 años de la muerte de Walt Disney y los vuelvan a ampliar por enésima vez). Pasado ese tiempo tu obra pasa a dominio público y cualquiera puede reproducir, copiar y versionar tu creación sin consultarte ni darte un euro.

Existe un movimiento llamado (en oposición a copyright) que cuenta cada vez con más empuje, usuarios y apoyos por parte de los artistas y creadores. Se basa en permitir la libre distribución de copias y a veces versiones de tus obras sin control alguno o limitando sólo algunos de los derechos de autor; quizás hayas oído hablar de las 6 licencias , por ejemplo, que van desde la libertad absoluta —Atribución (CC BY), que significa: modifica lo que quieras, cambia la licencia de la obra resultante o véndela,  pero cítame— hasta una libertad relativa —Atribución-NoComercial-NoDerivadas (CC BY-NC-ND), que significa: cítame, no modifiques nada y no vendas mi obra—.

Averigua el tipo de licencia que usa la fuente en cuestión

Las tipografías en el entorno digital se tratan como cualquier software y las consigues con una licencia de uso; no son tuyas pero “compras” o te “regalan” el derecho a usarlas en n ordenadores. Por eso lo primero que tienes que hacer para saber si puedes usar una tipografía en un proyecto es averiguar el tipo de licencia (si la documentación está en inglés busca la palabra EULA) y actuar en consecuencia, de lo contrario estarás cometiendo un delito.

Mis alumnos se mueven normalmente en dos escenarios: tienen fuentes que venían instaladas con su sistema operativo o con un paquete informático (habitualmente el Office y el Adobe Creative Suite) o se han bajado algo de Dafont —por favor, no lo hagáis, es peligroso para vuestra salud mental— y con un poco de suerte de FontSquirrel o Google Fonts —de aquí sí, chicos—.

En el primer caso, si el sistema operativo o el paquete de aplicaciones no es pirata, has adquirido licencias de uso de las tipografías que se han instalado automáticamente (aprovecha y revisa si te has dejado alguna por instalar que a veces pasa) y puedes usarlas para diseñar y cobrar “casi” lo que quieras. La excepción es la siguiente: no puedes instalar la fuente en un servidor para usarla en tu página web —aunque sí puedes hacer una imagen jpg o similar usando esa tipografía— porque cualquiera podría descargársela.

Por lo tanto a la pregunta típica: “¿Puedo instalar la Helvetica en mi servidor?” la respuesta es no, salvo que compres una licencia web para la Helvetica. Sin embargo puedes hacer un cartel o una camiseta y venderlos sin problemas. Si la tipografía es gratuita tendrá una licencia copyleft (Creative Commons, Apache, SIL Open Font License o GNU, aunque hay más) donde podrás leer qué puedes hacer con ella pero lo normal es que te permita hacer casi lo que quieras (como mucho te prohibirá venderla o cambiarle el tipo de licencia a la versión que hagas de ella).

Si no tienes licencia de uso, no la uses

Está feo, si un diseñador pasa cientos de horas creando una tipografía y le pone un precio, debes respetarlo. No uses su trabajo para un proyecto que luego vayas a cobrar, eso no se hace; distinto es si estás estudiando y haciendo trabajos no comerciales, entonces te recomiendo que te bajes y pruebes todo lo que pilles, bébete todo el vino que puedas hasta que seas capaz de distinguirlos y nombrarlos de memoria. Eso sí, cuando pases a profesional, ve comprando las tipografías que uses en tus trabajos; piratéalas sólo para probarlas. Es un delito pero si vas comprando poco a poco no te va a pasar nada; si le echas demasiado morro entonces te mereces todo lo que te pase. Así es como lo veo yo y he cosechado algunas enemistades por defender mi postura públicamente pero creo que hay que mojarse, en esto no caben medias tintas.

Únete a la lista de correo:

Related Posts:

Tipografías usadas en el blog:





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Ver fotos de canchas de baloncesto
Fotos graciosas de quico
Fotos de neuronas cerebrales
Como guardar todas mis fotos en icloud
Fotos tunick en chile
Fotos de marbelle en soho